La Organización Mundial de la Salud explicó que la enfermedad "es causada por un protozoo parásito del género Leishmania, transmitido por la picadura de flebótomos infectados".