La menor de 13 años estaba bajo el cuidado del Instituto del Niño y el Adolescente de Uruguay cuando desapareció.