El hombre fue asesinado en el Penal de Libertad por un compañero de celda, que lo colgó de los pies con una sábana, lo degolló y puso su cabeza en un balde.