No es un Beatle, es un oficial de Policía que sueña con ser el mejor jinete de la Criolla del Prado.