Este miércoles se realizaron seis allanamientos y tres personas quedaron detenidas por la fuga del capo de la mafia italiana, Rocco Morabito.