Los funcionarios que trabajan en el centro de salud municipal están atemorizados por la situación que se vive en el barrio.