Se presume que el fuego se generó a raíz de una imprudencia humana.