La atención deberá estar garantizada en todo el territorio nacional, incluso cuando los que llegan a la urgencia o emergencia no sean usuarios.