La medida se desprende de una agresión que sufrió un docente por parte de el padrasto de alumnos de la escuela técnica en Flor de Maroñas.