El caso salió a la luz cuando los médicos que la trataron por un problema de salud descubrieron que tenía una enfermedad de transmisión sexual.