El delincuente estaba estrangulando a la mujer de 54 años, que fingió desmayarse para que la soltara.