Proponen un nuevo proyecto que establece que las instituciones que trabajen con niños deberán pedir los antecedentes de los funcionarios que contraten.