Distintos colectivos se presentaron en el Parlamento con pañuelos amarillos y pidieron ayuda para difundir el proyecto.