Así fue cómo el fuego consumió las instalaciones de una fábrica ubicada en Manga.