Luis Aberto Suárez era considerado como "el delincuente más peligroso del Uruguay".