El hecho ocurrió en un residencial ubicado en la Avenida Agraciada y las autoridades del lugar presentaron una denuncia penal contra la funcionaria y quien filmó el video.