Las víctimas carecen de antecedentes penales y se encuentran fuera de peligro. Los hechos fueron en los barrios Cerro y Casabó .