Los delincuentes protagonizaron una persecución con un patrullero policial donde hubo disparos y miguelitos.