Embistieron la fachada con una camioneta robada y rompieron los mostradores a marronazos.