Los vecinos de la zona no salen del asombro por la cantidad de detonaciones que escucharon