El Partido Comunista y el sector de Constanza Moreira lamentaron la decisión y pedirán explicaciones a cancillería.