Las diferencias entre el gremio y la empresa comenzaron con la contratación de más personal para cubrir la producción.