El Ministerio del Interior había desplegado un operativo policial en la zona, que culminó con once detenidos por usurpación de viviendas.