Así lo afirmó el sub jefe de la Policía de Florida, Rubén Saavedra.