El Ministrio del Interior se refirió a la controversia sobre la falta de controles en el sistema de interceptación de llamadas.