En los últimos dos años hubo más de 10 mil interceptaciones y eso no fue informado a la Corte Suprema de Justicia