Pese a denunciar el hecho públicamente, la legisladora no realizó la denuncia ante la Policía.