El fiscal Pacheco constató que no se pudo probar que los involucrados desconocían el origen ilícito del dinero.