El hombre de 86 años, sospechoso de haber asesinado al nieto de su expareja se descompensó antes de la audiencia de formalización, por lo que esta fue suspendida.