El hombre provocó el pánico en el balneario Jaureguiberry durante varios minutos, en los que mató a un perro y fue detenido por siete policías.