Standard & Poors rebajó su deuda soberana porque el gobierno no pagó 200 millones de dólares.