El Gobierno de Vizcarra declaró en emergencia a una serie de distritos en varias regiones del país.