Se trata de la multa más grande que haya recibido la empresa en sus años de historia.