El presidente no fuma y no bebe alcohol, pero consume hasta 12 latas de coca light al día.