La zona que resultará afectada no ha sufrido ua tempestad de tal envergadura en casi 30 años.