El hotel es frecuentado por extranjeros y afganos adinerados.