Ocho explosiones sacudieron la isla este domingo, cuando católicos de todo el mundo celebran la Pascua.