El motivo que alegaba para querer matarlo es el proyecto del Gobierno de exhumar los restos del dictador Francisco Franco de su actual tumba.