La actriz porno se encontraba en un club de strippers. Su abogado denuncia motivaciones políticas.