El cientifico murió a los 76 años el 14 de marzo de 2018 en Cambridge, Reino Unido.