Los últimos movimientos telúricos que se registraron en el país ocurrieron en año 2001, de magnitud 7,7 y 6,6.