La leyenda del fútbol fue hospitalizado el pasado martes en Sao Paulo nada más aterrizar de París.