El presidente recordó que se adhirió el cuatro de enero a los otros doce países que acordaron no reconocer el "resultado de un proceso electoral ilegítimo".