EE.UU., Francia y Reino Unido llevaron adelante bombardeos en el país árabe.