Los fallecidos forman parte de una misma familia, que había acudido a la capital india para asistir a una ceremonia.