Tenía 87 años y era uno de los “padres” del llamado Nuevo Periodismo.