El Parlamento es el único poder en manos de la oposición en Venezuela desde 2016 cuando el oficialismo perdió la mayoría de los escaños luego de una aplastante victoria del antichavismo.