Una de las historias más compartidas sobre el origen de la celebración habla sobre al travieso dios Krishna y su inmortal amor por Radha.