Las muertes comenzaron el pasado lunes por cuadros de encefalitis y falta de oxígeno.