El presidente Nicolás Maduro aumentó el salario mínimo a 65 dólares y las pensiones a 52.